SECCIONES

VOLVER
Noticias Nidera Semillas
12/04/2016
Nidera adelanta la campaña triguera
El trigo vuelve a las rotaciones agrícolas. Es una buena noticia para la sustentabilidad de los suelos y el control de malezas. Los productores eligen equilibrar rendimiento y calidad. Nidera le toma el pulso al nuevo ciclo del cereal.

El trigo vuelve a integrar el portafolio de las principales regiones agrícolas del país y los productores se preparan para recibirlo. A las nuevas expectativas que genera el actual marco económico se suma la importancia de este cereal como un engranaje central de las rotaciones. Por un lado, el regreso del trigo está acompañado por el de otra gramínea, el maíz, determinando en conjunto un mejor equilibrio con la superficie destinada a soja. Esto es uno de los pilares de la sustentabilidad de la agricultura. Por otro lado, el trigo ofrece -fundamentalmente en su etapa vegetativa ("en estado de pasto")- una amplia cobertura del suelo que por sombreado ayuda a contrarrestar el avance de las malezas, uno de los mayores problemas que vienen enfrentando los productores en los últimos años.

"El interés de los productores por sembrar trigo es muy grande -explica Gabriel Actis, Asistente Técnico de Desarrollo de Nidera-. Muchos productores vuelven a interiorizarse por las novedades en materia de semillas y de manejo. En algunos casos llevan sin sembrar trigo dos o tres años".

Cristián Pérez Maraviglia tiene a su cargo la gestión de las siembras de dos firmas dedicadas a la agricultura en el sudeste bonaerense. Una de ellas trabaja sobre campos alquilados y la otra sobre tierras propias, que se distribuyen entre Balcarce, Mar Chiquita y una superficie menor en Madariaga. "Veníamos haciendo un 50% de la superficie con trigo -explica el productor-, pero desde 2008 empezamos a achicar el área triguera hasta llegar a cero en la última campaña. Es decir que en ese período fuimos sacando al cultivo de todas las rotaciones hasta llegar a cero. En el ciclo 2015/2016 no sembramos ni trigo ni cebada".

"Pero este año volveremos a armar rotaciones que incluyan la siembra de granos finos -agregó-, con alrededor del 40% al 45% de la superficie con trigo. Esta decisión no está sólo basada en las nuevas condiciones comerciales, ya que también necesitamos volver al trigo para contrarrestar el avance de malezas, como la rama negra, que en los últimos años nos viene generando muchos problemas".

Maraviglia explicó que en el Sudeste aparecen dos grandes tipos de suelos con diferentes potenciales de rendimiento. "En los campos buenos esperamos rindes de 6.000 a 6.500 kilos de trigo por hectárea; mientras que en el resto de los suelos, más mixtos como los de la zona de Mar Chiquita, estamos en 4.500 a 5.000 kilos".

"Toda la fertilización -explicó-, tanto fosforada como nitrogenada la hacemos en base a los análisis de suelo de los lotes. En promedio, estamos aplicando alrededor de 100 kilos de fosfato diamónico por hectárea y 180 kilos de urea".

Martín Lahitte, de Bellamar Estancias, es un ejemplo de los establecimientos que se mantuvieron en la "resistencia", haciendo todos los esfuerzos para no sacar al trigo de sus rotaciones. "Tratamos de mantenerlo todo lo posible -explicó-, pero el año pasado tuvimos que ceder y reducir la superficie triguera". Bellamar posee campos en distintas regiones del país. Los que están ubicados en Necochea, y en la provincia de Córdoba, entre Villa María y Las Varillas, tienen mayor participación de trigo. "En los dos casos siempre destinamos al trigo alrededor del 30% de la superficie agrícola, pero en Córdoba el año pasado se nos inundaron los campos y eso también contribuyó a reducir la superficie dedicada a este cereal a sólo el 10%. Mientras que en el sudeste parte de la superficie de trigo se pasó a cebada y otra parte fue directamente a gruesa", narró el productor.

"Este año vamos a volver a las rotaciones de siempre. Es decir, con no menos de un 30% de trigo, que sumado al maíz y la soja nos permite una rotación más prolija y equilibrada", dijo Lahitte. "Volver a tener una buena parte de la superficie con trigo nos ayuda mucho -agregó-. Nos beneficia en el control de malezas por su gran cobertura del suelo, permite diversificar el uso de herbicidas y hacer barbecho en otro momento del año. El trigo es un gran colaborador en el sistema de producción".

No menos del 80% de la superficie triguera de Bellamar Estancias se siembra con variedades de Nidera. "En Córdoba el 70% de nuestra área destinada a trigo la sembramos con Baguette Premium 11, fundamentalmente por la fecha de siembra y por la calidad, que lo hemos complementado con Baguette 9 que también tiene una muy buena adaptación a planteos de alta tecnología. En el sudeste venimos sembrando diversas variedades de Nidera y nos vamos volcando a aquellas que tienen mejor balance entre rendimiento y calidad", puntualizó.

Calidad sobre el tapete
Al respecto, Actis comentó que, entre las variedades de Nidera, hay dos que se destacan por su equilibrio entre los altos potenciales de rendimiento y una excelente calidad molinera y panadera. "Uno de ellos es el Baguette 801 Premium, un ciclo largo que también se adapta a una amplia zona y que se destaca en su calidad por la fuerza del gluten, que se expresa en un elevado valor W y el otro es el Baguette Premium 11, de ciclo intermedio a largo, que es especialmente recomendado para la zona núcleo".

12/04/2016

Nidera adelanta la campaña triguera

El trigo vuelve a las rotaciones agrícolas. Es una buena noticia para la sustentabilidad de los suelos y el control de malezas. Los productores eligen equilibrar rendimiento y calidad. Nidera le toma el pulso al nuevo ciclo del cereal.

multimedia

El trigo vuelve a integrar el portafolio de las principales regiones agrícolas del país y los productores se preparan para recibirlo. A las nuevas expectativas que genera el actual marco económico se suma la importancia de este cereal como un engranaje central de las rotaciones. Por un lado, el regreso del trigo está acompañado por el de otra gramínea, el maíz, determinando en conjunto un mejor equilibrio con la superficie destinada a soja. Esto es uno de los pilares de la sustentabilidad de la agricultura. Por otro lado, el trigo ofrece -fundamentalmente en su etapa vegetativa ("en estado de pasto")- una amplia cobertura del suelo que por sombreado ayuda a contrarrestar el avance de las malezas, uno de los mayores problemas que vienen enfrentando los productores en los últimos años.

"El interés de los productores por sembrar trigo es muy grande -explica Gabriel Actis, Asistente Técnico de Desarrollo de Nidera-. Muchos productores vuelven a interiorizarse por las novedades en materia de semillas y de manejo. En algunos casos llevan sin sembrar trigo dos o tres años".

Cristián Pérez Maraviglia tiene a su cargo la gestión de las siembras de dos firmas dedicadas a la agricultura en el sudeste bonaerense. Una de ellas trabaja sobre campos alquilados y la otra sobre tierras propias, que se distribuyen entre Balcarce, Mar Chiquita y una superficie menor en Madariaga. "Veníamos haciendo un 50% de la superficie con trigo -explica el productor-, pero desde 2008 empezamos a achicar el área triguera hasta llegar a cero en la última campaña. Es decir que en ese período fuimos sacando al cultivo de todas las rotaciones hasta llegar a cero. En el ciclo 2015/2016 no sembramos ni trigo ni cebada".

"Pero este año volveremos a armar rotaciones que incluyan la siembra de granos finos -agregó-, con alrededor del 40% al 45% de la superficie con trigo. Esta decisión no está sólo basada en las nuevas condiciones comerciales, ya que también necesitamos volver al trigo para contrarrestar el avance de malezas, como la rama negra, que en los últimos años nos viene generando muchos problemas".

Maraviglia explicó que en el Sudeste aparecen dos grandes tipos de suelos con diferentes potenciales de rendimiento. "En los campos buenos esperamos rindes de 6.000 a 6.500 kilos de trigo por hectárea; mientras que en el resto de los suelos, más mixtos como los de la zona de Mar Chiquita, estamos en 4.500 a 5.000 kilos".

"Toda la fertilización -explicó-, tanto fosforada como nitrogenada la hacemos en base a los análisis de suelo de los lotes. En promedio, estamos aplicando alrededor de 100 kilos de fosfato diamónico por hectárea y 180 kilos de urea".

Martín Lahitte, de Bellamar Estancias, es un ejemplo de los establecimientos que se mantuvieron en la "resistencia", haciendo todos los esfuerzos para no sacar al trigo de sus rotaciones. "Tratamos de mantenerlo todo lo posible -explicó-, pero el año pasado tuvimos que ceder y reducir la superficie triguera". Bellamar posee campos en distintas regiones del país. Los que están ubicados en Necochea, y en la provincia de Córdoba, entre Villa María y Las Varillas, tienen mayor participación de trigo. "En los dos casos siempre destinamos al trigo alrededor del 30% de la superficie agrícola, pero en Córdoba el año pasado se nos inundaron los campos y eso también contribuyó a reducir la superficie dedicada a este cereal a sólo el 10%. Mientras que en el sudeste parte de la superficie de trigo se pasó a cebada y otra parte fue directamente a gruesa", narró el productor.

"Este año vamos a volver a las rotaciones de siempre. Es decir, con no menos de un 30% de trigo, que sumado al maíz y la soja nos permite una rotación más prolija y equilibrada", dijo Lahitte. "Volver a tener una buena parte de la superficie con trigo nos ayuda mucho -agregó-. Nos beneficia en el control de malezas por su gran cobertura del suelo, permite diversificar el uso de herbicidas y hacer barbecho en otro momento del año. El trigo es un gran colaborador en el sistema de producción".

No menos del 80% de la superficie triguera de Bellamar Estancias se siembra con variedades de Nidera. "En Córdoba el 70% de nuestra área destinada a trigo la sembramos con Baguette Premium 11, fundamentalmente por la fecha de siembra y por la calidad, que lo hemos complementado con Baguette 9 que también tiene una muy buena adaptación a planteos de alta tecnología. En el sudeste venimos sembrando diversas variedades de Nidera y nos vamos volcando a aquellas que tienen mejor balance entre rendimiento y calidad", puntualizó.

Calidad sobre el tapete
Al respecto, Actis comentó que, entre las variedades de Nidera, hay dos que se destacan por su equilibrio entre los altos potenciales de rendimiento y una excelente calidad molinera y panadera. "Uno de ellos es el Baguette 801 Premium, un ciclo largo que también se adapta a una amplia zona y que se destaca en su calidad por la fuerza del gluten, que se expresa en un elevado valor W y el otro es el Baguette Premium 11, de ciclo intermedio a largo, que es especialmente recomendado para la zona núcleo".

Imprimir nota impresora
Compartir en:

enlaces relacionados


Enfermedades foliares en maíz: Por Margarita Sillon




Agricultura por ambientes, el primer escalón hacia la eficiencia productiva




El secreto para maximizar los rindes en soja está en el uso inteligente de las variedades




La sanidad, el desafío del trigo esta campaña



SEGUINOS EN FACEBOOK

Reservas Legales



La información y los materiales contenidos en este sitio se proporcionan “tal como son”. Nidera no asegura ni garantiza que los mismos sean exactos, suficientes o completos y niega expresamente toda responsabilidad que se le pudiera imputar por los errores y/u omisiones en la información y materiales contenidos en este sitio y/o por cualquier uso o acto realizado como consecuencia o en confianza de la información y los materiales publicados en el sitio Web. Ningún tipo de garantía, ni expresa ni tácita, es otorgada por la información y los materiales publicados en este sitio Web.

Nidera y ciertos subsidiarios de Nidera Handelscompagnie B.V. compran y venden commodities por su propia cuenta, basándose en la información contenida en este sitio Web y en cualquier momento pueden poseer o tener contratos que los obliguen a entregar tales commodities o hacer pagos con respecto a la información relativa a dichos commodities, y/o dándoles derecho a recibir tales materias o a recibir pagos con respecto a la información relativa a ello. Nidera y/o sus subsidiarios y afiliados podrán tomar posiciones que sean diferentes u opuestas a las posiciones tratadas en el presente.

La información contenida en este sitio Web es proporcionada en forma gratuita solamente a fines informativos y no con la intención de ser tomada como oferta, solicitud o recomendación con respecto a cualquier transacción que involucre a cualquier commodity. Nidera no es asesor comercial de commodities ni comisionista de mercados a futuro. Nidera proporciona la información contenida en este sitio Web solamente en lo que incide a su negocio en el mercado de capitales. Cualquier información con respecto al intercambio y negocio de contratos a futuro y de opciones se proporciona solamente como una conveniencia a los usuarios de este sitio del Web y no genera ningún tipo obligación contractual ni extracontractual hacia Nidera, bajo ningún concepto.
CERRAR