SECCIONES

VOLVER
Noticias Nidera Semillas
19/04/2016
Estrategias para reducir pérdidas en la cosecha de trigo
En la campaña 2015 la superficie cosechada de trigo rondará los 4.000.000 Ha.

En la campaña 2015 la superficie cosechada de trigo rondará los 4.000.000 Ha. De mantenerse el promedio de pérdidas marcado en los últimos años en 115 kg/ha, quedarán tirados en el suelo 460.000 Tn de granos de trigo, lo que equivale US$82,8 millones perdidos.

Reducir esas pérdidas en un 30%, de manera de no superar los 70 kg recomendados por INTA como tolerancia, significaría un aumento de las exportaciones de US$24,8 millones, lo que justifica un esfuerzo de inversión y capacitación hacia la búsqueda de una rápida solución.

Las pérdidas ocurridas en torno a la cosecha de cultivos pueden producirse en diferentes momentos y ser ocasionadas por múltiples motivos. Las pérdidas de precosecha promedio son de 15 kg por hectárea y eso se puede reducir a cero o aumentar considerablemente, adelantando o retrasando el inicio de la cosecha. El retaso de la cosecha no solo aumenta las pérdidas físicas sino también deteriora la calidad del grano y su valor en el mercado. Pero hay pérdidas que ocurren como consecuencia del mal uso o falta de mantenimiento de las tecnologías y la maquinaria utilizada para la cosecha y es allí donde hay que tener mayores cuidados para aumentar la eficiencia de cosecha.

Resumidamente, las pérdidas en la cosecha de trigo se pueden reducir si se logran inversiones en desarrollos y equipamiento tecnológico que mejoren los equipos del parque de cosechadoras, con productores y contratistas más capacitados e involucrados con regulaciones periódicas de cosechadoras; además de evitar huellas y compactación en los lotes, distribuir uniformemente la paja y granza de todo el ancho de corte, cosechar datos georreferenciados con el monitor de rendimiento, como también segregar los granos por calidad y almacenar eficientemente el grano cosechado sin deterioro de la calidad. Para evitar ver afectado su margen neto por causa de las pérdidas de cosecha, el productor debe participar activamente del momento de la cosecha realizando el control de pérdidas y verificando los ajustes necesarios tanto en el cabezal (que es el responsable del 50% de las pérdidas), y en el sistema de trilla y limpieza (donde se genera el 50% restante).

Para reducir las pérdidas "por cabezal" el INTA presenta una serie de recomendaciones respecto de la capacidad máxima de trabajo de cada máquina, la velocidad de avance de la cosechadora, la utilización de cabezales draper, la posición y velocidad tangencial del molinete, la elección del ángulo de ataque de la barra de corte y control de la luz entre cuchillas y planchuela porta cuchillas, la luz entre las chapas rascadoras (desbarbadoras) y la espira del sinfín, y la distancia entre las barras de las cadenas acarreadoras y el sinfín, entre otras cosas. Para reducir las pérdidas "por cola" o debidas al sistema de trilla y limpieza, es necesario regular la luz cilindro/cóncavo, la velocidad de trilla de cilindro o rotor, elección correcta del tipo del cóncavo, la apertura de la zaranda y de zarandón, posición del zarandón, regulación de la velocidad del viento evitando siempre el retorno al mínimo.

Uno de los principales factores a considerar para reducir las pérdidas de cosecha es respetar la capacidad óptima de trabajo de cada máquina para niveles de pérdidas tolerables, es decir la cantidad de toneladas por hora de material cosechado que cada máquina tiene la capacidad de procesar. Los monitores de rendimiento permiten ajustar la velocidad de la máquina en forma manual en función del flujo (t/h). En la actualidad algunas cosechadoras de última generación están equipadas con sistemas reguladores de flujo automáticos, los cuales utilizan en el equipo diferentes parámetros como son la velocidad de avance, el volumen de material en la noria de grano limpio, la carga del motor y las pérdidas de grano. En base a esto, el sistema actúa en consecuencia, aumentando o disminuyendo la velocidad de avance de la maquina, manteniendo el flujo de alimentación lo más uniformemente posible frente a las variaciones del rendimiento del cultivo.

Entre las reglas generales más importantes que ocasionan la mayor cantidad de pérdidas es importante recordar que la altura de la barra de corte será siempre por debajo de las espigas más bajas y en caso de trigos volcados colocar kit de levantamieses. En las cosechadoras tradicionales es muy relevante no superar la capacidad de separación del sacapajas porque allí están las mayores pérdidas.

Calidad del grano

La industria del trigo está cada día más exigente y valora la calidad "panaderil" del grano mediante el nivel de proteína y peso hectolítrico del grano, por lo tanto contar con herramientas tecnológicas de análisis en tiempo real del contenido de proteína permite decidir a lo largo de la jornada de trabajo qué destino se le dará al grano, teniendo en la mano una carta estratégica para el manejo. Actualmente es posible la medición de la calidad de granos en tiempo real durante la cosecha con un dispositivo instalado en la noria de la cosechadora que arroja los valores del grano en función de la fertilización, diferentes variedades, zonas de manejo, entre otros índices.

Con esta tecnología el productor podrá segregar durante la cosecha en función de la calidad del grano y la potencialidad de cada ambiente, con el propósito de lograr una bonificación en la comercialización. Trigos con más de 13% de proteína pueden obtener un plus del 20% más en su precio dependiendo del contrato, esto marca la importancia de conocer la calidad del trigo en tiempo real.

Además este monitor de proteína permite mapear y sectorizar el cultivo en zonas de diferentes calidades, pudiendo elaborar mapas de calidad productiva de los campos cosechados indicando, por ejemplo, el porcentaje de proteína, aceite o de humedad de las muestras en cada punto de muestreo.

Esto último es importante para decidir la estrategia de almacenamiento para una buena conservación en silo bolsas, manejándonos de acuerdo a las siguientes recomendaciones en función del contenido de humedad de los granos de cada tolva cosechada.

19/04/2016

Estrategias para reducir pérdidas en la cosecha de trigo

En la campaña 2015 la superficie cosechada de trigo rondará los 4.000.000 Ha.

multimedia

En la campaña 2015 la superficie cosechada de trigo rondará los 4.000.000 Ha. De mantenerse el promedio de pérdidas marcado en los últimos años en 115 kg/ha, quedarán tirados en el suelo 460.000 Tn de granos de trigo, lo que equivale US$82,8 millones perdidos.

Reducir esas pérdidas en un 30%, de manera de no superar los 70 kg recomendados por INTA como tolerancia, significaría un aumento de las exportaciones de US$24,8 millones, lo que justifica un esfuerzo de inversión y capacitación hacia la búsqueda de una rápida solución.

Las pérdidas ocurridas en torno a la cosecha de cultivos pueden producirse en diferentes momentos y ser ocasionadas por múltiples motivos. Las pérdidas de precosecha promedio son de 15 kg por hectárea y eso se puede reducir a cero o aumentar considerablemente, adelantando o retrasando el inicio de la cosecha. El retaso de la cosecha no solo aumenta las pérdidas físicas sino también deteriora la calidad del grano y su valor en el mercado. Pero hay pérdidas que ocurren como consecuencia del mal uso o falta de mantenimiento de las tecnologías y la maquinaria utilizada para la cosecha y es allí donde hay que tener mayores cuidados para aumentar la eficiencia de cosecha.

Resumidamente, las pérdidas en la cosecha de trigo se pueden reducir si se logran inversiones en desarrollos y equipamiento tecnológico que mejoren los equipos del parque de cosechadoras, con productores y contratistas más capacitados e involucrados con regulaciones periódicas de cosechadoras; además de evitar huellas y compactación en los lotes, distribuir uniformemente la paja y granza de todo el ancho de corte, cosechar datos georreferenciados con el monitor de rendimiento, como también segregar los granos por calidad y almacenar eficientemente el grano cosechado sin deterioro de la calidad. Para evitar ver afectado su margen neto por causa de las pérdidas de cosecha, el productor debe participar activamente del momento de la cosecha realizando el control de pérdidas y verificando los ajustes necesarios tanto en el cabezal (que es el responsable del 50% de las pérdidas), y en el sistema de trilla y limpieza (donde se genera el 50% restante).

Para reducir las pérdidas "por cabezal" el INTA presenta una serie de recomendaciones respecto de la capacidad máxima de trabajo de cada máquina, la velocidad de avance de la cosechadora, la utilización de cabezales draper, la posición y velocidad tangencial del molinete, la elección del ángulo de ataque de la barra de corte y control de la luz entre cuchillas y planchuela porta cuchillas, la luz entre las chapas rascadoras (desbarbadoras) y la espira del sinfín, y la distancia entre las barras de las cadenas acarreadoras y el sinfín, entre otras cosas. Para reducir las pérdidas "por cola" o debidas al sistema de trilla y limpieza, es necesario regular la luz cilindro/cóncavo, la velocidad de trilla de cilindro o rotor, elección correcta del tipo del cóncavo, la apertura de la zaranda y de zarandón, posición del zarandón, regulación de la velocidad del viento evitando siempre el retorno al mínimo.

Uno de los principales factores a considerar para reducir las pérdidas de cosecha es respetar la capacidad óptima de trabajo de cada máquina para niveles de pérdidas tolerables, es decir la cantidad de toneladas por hora de material cosechado que cada máquina tiene la capacidad de procesar. Los monitores de rendimiento permiten ajustar la velocidad de la máquina en forma manual en función del flujo (t/h). En la actualidad algunas cosechadoras de última generación están equipadas con sistemas reguladores de flujo automáticos, los cuales utilizan en el equipo diferentes parámetros como son la velocidad de avance, el volumen de material en la noria de grano limpio, la carga del motor y las pérdidas de grano. En base a esto, el sistema actúa en consecuencia, aumentando o disminuyendo la velocidad de avance de la maquina, manteniendo el flujo de alimentación lo más uniformemente posible frente a las variaciones del rendimiento del cultivo.

Entre las reglas generales más importantes que ocasionan la mayor cantidad de pérdidas es importante recordar que la altura de la barra de corte será siempre por debajo de las espigas más bajas y en caso de trigos volcados colocar kit de levantamieses. En las cosechadoras tradicionales es muy relevante no superar la capacidad de separación del sacapajas porque allí están las mayores pérdidas.

Calidad del grano

La industria del trigo está cada día más exigente y valora la calidad "panaderil" del grano mediante el nivel de proteína y peso hectolítrico del grano, por lo tanto contar con herramientas tecnológicas de análisis en tiempo real del contenido de proteína permite decidir a lo largo de la jornada de trabajo qué destino se le dará al grano, teniendo en la mano una carta estratégica para el manejo. Actualmente es posible la medición de la calidad de granos en tiempo real durante la cosecha con un dispositivo instalado en la noria de la cosechadora que arroja los valores del grano en función de la fertilización, diferentes variedades, zonas de manejo, entre otros índices.

Con esta tecnología el productor podrá segregar durante la cosecha en función de la calidad del grano y la potencialidad de cada ambiente, con el propósito de lograr una bonificación en la comercialización. Trigos con más de 13% de proteína pueden obtener un plus del 20% más en su precio dependiendo del contrato, esto marca la importancia de conocer la calidad del trigo en tiempo real.

Además este monitor de proteína permite mapear y sectorizar el cultivo en zonas de diferentes calidades, pudiendo elaborar mapas de calidad productiva de los campos cosechados indicando, por ejemplo, el porcentaje de proteína, aceite o de humedad de las muestras en cada punto de muestreo.

Esto último es importante para decidir la estrategia de almacenamiento para una buena conservación en silo bolsas, manejándonos de acuerdo a las siguientes recomendaciones en función del contenido de humedad de los granos de cada tolva cosechada.

Imprimir nota impresora
Compartir en:

enlaces relacionados


Enfermedades foliares en maíz: Por Margarita Sillon




Agricultura por ambientes, el primer escalón hacia la eficiencia productiva




El secreto para maximizar los rindes en soja está en el uso inteligente de las variedades




La sanidad, el desafío del trigo esta campaña



SEGUINOS EN FACEBOOK

Reservas Legales



La información y los materiales contenidos en este sitio se proporcionan “tal como son”. Nidera no asegura ni garantiza que los mismos sean exactos, suficientes o completos y niega expresamente toda responsabilidad que se le pudiera imputar por los errores y/u omisiones en la información y materiales contenidos en este sitio y/o por cualquier uso o acto realizado como consecuencia o en confianza de la información y los materiales publicados en el sitio Web. Ningún tipo de garantía, ni expresa ni tácita, es otorgada por la información y los materiales publicados en este sitio Web.

Nidera y ciertos subsidiarios de Nidera Handelscompagnie B.V. compran y venden commodities por su propia cuenta, basándose en la información contenida en este sitio Web y en cualquier momento pueden poseer o tener contratos que los obliguen a entregar tales commodities o hacer pagos con respecto a la información relativa a dichos commodities, y/o dándoles derecho a recibir tales materias o a recibir pagos con respecto a la información relativa a ello. Nidera y/o sus subsidiarios y afiliados podrán tomar posiciones que sean diferentes u opuestas a las posiciones tratadas en el presente.

La información contenida en este sitio Web es proporcionada en forma gratuita solamente a fines informativos y no con la intención de ser tomada como oferta, solicitud o recomendación con respecto a cualquier transacción que involucre a cualquier commodity. Nidera no es asesor comercial de commodities ni comisionista de mercados a futuro. Nidera proporciona la información contenida en este sitio Web solamente en lo que incide a su negocio en el mercado de capitales. Cualquier información con respecto al intercambio y negocio de contratos a futuro y de opciones se proporciona solamente como una conveniencia a los usuarios de este sitio del Web y no genera ningún tipo obligación contractual ni extracontractual hacia Nidera, bajo ningún concepto.
CERRAR