SECCIONES

VOLVER
Noticias Nidera Semillas
11/01/2017
Manejo integrado de plagas
"Más del 90% del éxito en la protección de los cultivos depende del monitoreo y la oportuna toma de decisiones", dice Mariano Luna, especialista en manejo integrado de plagas de INTA Pergamino. Desde Nidera, Matías Cardascia, gerente de Desarrollo de Producto de Semillas, recalca las ventajas de elegir el correcto paquete tecnológico.

El manejo integrado de plagas es un sistema que los especialistas recomiendan para lograr una mejora en los resultados productivos, sociales y ambientales gracias a la eficiente utilización de los recursos y el cuidado del medioambiente. Sin embargo, el especialista de INTA Pergamino Mariano Luna explica que "son contados con los dedos de una mano" los productores que usan esta práctica.

Luna asegura que en el sector hay conocimiento del tema, sin embargo, el método es muy poco adoptado debido a que requiere mayor planificación. Generalmente, la mayoría de los productores acostumbran a realizar manejos reactivos: "apenas se detecta una plaga se realiza el control químico, sin tener en cuenta aspectos fundamentales como umbrales, fenología del cultivo y condiciones agroclimáticas a corto-mediano plazo", dice el especialista de INTA. En cambio, el manejo integrado atiende otros aspectos más allá de las aplicaciones, como las estrategias culturales y la preservación de la fauna benéfica. "Por ejemplo, se puede sembrar en una fecha determinada para producir un desfasaje entre el momento crítico del cultivo y la aparición de la plaga. De este modo se pueden evitar aplicaciones preventivas de insecticidas y al mismo tiempo se cuida la fauna benéfica", relata Luna.

Uno de los aportes más importantes en lo que hace al manejo integrado de plagas lo hace la biotecnología. Matías Cardascia, gerente de Desarrollo de Producto de Nidera Semillas, destaca la existencia de tecnologías como INTACTA en soja -para el control de oruga bolillera (Helicoverpa gelotopoeon), isoca medidora (Rachiplusia / Pseudoplusia), Oruga de las leguminosas (Anticarsia Gemmatalis) y barrenador del brote (Crosidosema aporema), entre otras- y de VT TRIPLE PRO y Viptera en maíz -para el control de Cogollero (Spodoptera frugiperda), Barrenador de la caña (Diatraea Sacharalis) e Isoca de la espiga (Heliothis Zea).

Entre las principales plagas que enfrentan los cultivos de cosecha gruesa, el especialista de INTA destaca que "en soja, en la región pampeana húmeda, son problema la oruga bolillera -que puede atacar en etapas muy tempranas-, y la isoca medidora -que aparecerá en estado vegetativo avanzado consumiendo las hojas-. A fines de enero comienza a cobrar importancia el complejo de chinches que ataca directamente al grano. En girasol también pueden presentarse ataques de isoca medidora y moscas minadoras. Mientras que en maíz el complejo de plagas está formado principalmente por orugas cortadoras, el gusano cogollero y el barrenador de la caña".

En todas ellas la biotecnología hace su aporte. Para maximizar su alcance, Nidera viene trabajando hace muchos años en incorporar todas las combinaciones tecnológicas posibles a su amplia gama de productos. Hoy los productores pueden optar por el cultivar más adecuado para su ambiente y además sembrarlo con la biotecnología que necesita para proteger su cultivo.

"Son todas herramientas que permiten reducir el uso de productos químicos para el control de plagas", destaca Cardascia, en coincidencia con Luna, para quien uno de las grandes ventajas del manejo integrado de plagas radica en la menor utilización de fitosanitarios. "En un manejo convencional se van a aplicar de dos a tres veces más insecticidas por cultivo respecto de una estrategia de manejo integrado de plagas", dice. También hay un beneficio económico ambiental poco atendido que es la preservación de la fauna biológica. "Con los años se crea una estabilidad en el sistema donde la población de benéficos va a regular a la de insectos", explica Luna.

Claro está que para esto suceda, las tecnologías perduren y se mantenga el equilibrio biológico, los productores deben tomar conciencia de la necesidad de realizar refugios. El refugio es un área dentro del cultivo sembrada con un híbrido de maíz o variedad de soja sin el evento biotecnológico. En esta área, que deberá ocupar el 10% del lote para el caso de maíz y el 20% en el caso de soja, podrán desarrollarse los insectos susceptibles que luego podrán aparearse con los resistentes, permitiendo restablecer la frecuencia necesaria de la relación individuos susceptibles /resistentes y de este modo la perdurabilidad del efecto del evento biotecnológico en el tiempo.

Para Cardascia, el uso de la biotecnología para el control de plagas en los cultivos permite lograr resultados mucho más efectivos, también otorga simplicidad de manejo al reducir la aplicación de fitosanitarios y por la misma razón reduce costos. Luna asevera que el insecticida pasa a segundo plano cuando hay un correcto monitoreo y eficientes decisiones de manejo. "No deberían existir plagas que nos generen mayores inconvenientes si es que realmente hacemos los deberes de monitoreo y tomamos las decisiones en forma correcta. Esto determina más del 90% del éxito de la protección de los cultivos".

11/01/2017

Manejo integrado de plagas

"Más del 90% del éxito en la protección de los cultivos depende del monitoreo y la oportuna toma de decisiones", dice Mariano Luna, especialista en manejo integrado de plagas de INTA Pergamino. Desde Nidera, Matías Cardascia, gerente de Desarrollo de Producto de Semillas, recalca las ventajas de elegir el correcto paquete tecnológico.

multimedia

El manejo integrado de plagas es un sistema que los especialistas recomiendan para lograr una mejora en los resultados productivos, sociales y ambientales gracias a la eficiente utilización de los recursos y el cuidado del medioambiente. Sin embargo, el especialista de INTA Pergamino Mariano Luna explica que "son contados con los dedos de una mano" los productores que usan esta práctica.

Luna asegura que en el sector hay conocimiento del tema, sin embargo, el método es muy poco adoptado debido a que requiere mayor planificación. Generalmente, la mayoría de los productores acostumbran a realizar manejos reactivos: "apenas se detecta una plaga se realiza el control químico, sin tener en cuenta aspectos fundamentales como umbrales, fenología del cultivo y condiciones agroclimáticas a corto-mediano plazo", dice el especialista de INTA. En cambio, el manejo integrado atiende otros aspectos más allá de las aplicaciones, como las estrategias culturales y la preservación de la fauna benéfica. "Por ejemplo, se puede sembrar en una fecha determinada para producir un desfasaje entre el momento crítico del cultivo y la aparición de la plaga. De este modo se pueden evitar aplicaciones preventivas de insecticidas y al mismo tiempo se cuida la fauna benéfica", relata Luna.

Uno de los aportes más importantes en lo que hace al manejo integrado de plagas lo hace la biotecnología. Matías Cardascia, gerente de Desarrollo de Producto de Nidera Semillas, destaca la existencia de tecnologías como INTACTA en soja -para el control de oruga bolillera (Helicoverpa gelotopoeon), isoca medidora (Rachiplusia / Pseudoplusia), Oruga de las leguminosas (Anticarsia Gemmatalis) y barrenador del brote (Crosidosema aporema), entre otras- y de VT TRIPLE PRO y Viptera en maíz -para el control de Cogollero (Spodoptera frugiperda), Barrenador de la caña (Diatraea Sacharalis) e Isoca de la espiga (Heliothis Zea).

Entre las principales plagas que enfrentan los cultivos de cosecha gruesa, el especialista de INTA destaca que "en soja, en la región pampeana húmeda, son problema la oruga bolillera -que puede atacar en etapas muy tempranas-, y la isoca medidora -que aparecerá en estado vegetativo avanzado consumiendo las hojas-. A fines de enero comienza a cobrar importancia el complejo de chinches que ataca directamente al grano. En girasol también pueden presentarse ataques de isoca medidora y moscas minadoras. Mientras que en maíz el complejo de plagas está formado principalmente por orugas cortadoras, el gusano cogollero y el barrenador de la caña".

En todas ellas la biotecnología hace su aporte. Para maximizar su alcance, Nidera viene trabajando hace muchos años en incorporar todas las combinaciones tecnológicas posibles a su amplia gama de productos. Hoy los productores pueden optar por el cultivar más adecuado para su ambiente y además sembrarlo con la biotecnología que necesita para proteger su cultivo.

"Son todas herramientas que permiten reducir el uso de productos químicos para el control de plagas", destaca Cardascia, en coincidencia con Luna, para quien uno de las grandes ventajas del manejo integrado de plagas radica en la menor utilización de fitosanitarios. "En un manejo convencional se van a aplicar de dos a tres veces más insecticidas por cultivo respecto de una estrategia de manejo integrado de plagas", dice. También hay un beneficio económico ambiental poco atendido que es la preservación de la fauna biológica. "Con los años se crea una estabilidad en el sistema donde la población de benéficos va a regular a la de insectos", explica Luna.

Claro está que para esto suceda, las tecnologías perduren y se mantenga el equilibrio biológico, los productores deben tomar conciencia de la necesidad de realizar refugios. El refugio es un área dentro del cultivo sembrada con un híbrido de maíz o variedad de soja sin el evento biotecnológico. En esta área, que deberá ocupar el 10% del lote para el caso de maíz y el 20% en el caso de soja, podrán desarrollarse los insectos susceptibles que luego podrán aparearse con los resistentes, permitiendo restablecer la frecuencia necesaria de la relación individuos susceptibles /resistentes y de este modo la perdurabilidad del efecto del evento biotecnológico en el tiempo.

Para Cardascia, el uso de la biotecnología para el control de plagas en los cultivos permite lograr resultados mucho más efectivos, también otorga simplicidad de manejo al reducir la aplicación de fitosanitarios y por la misma razón reduce costos. Luna asevera que el insecticida pasa a segundo plano cuando hay un correcto monitoreo y eficientes decisiones de manejo. "No deberían existir plagas que nos generen mayores inconvenientes si es que realmente hacemos los deberes de monitoreo y tomamos las decisiones en forma correcta. Esto determina más del 90% del éxito de la protección de los cultivos".

Imprimir nota impresora
Compartir en:

enlaces relacionados


Enfermedades foliares en maíz: Por Margarita Sillon




Agricultura por ambientes, el primer escalón hacia la eficiencia productiva




El secreto para maximizar los rindes en soja está en el uso inteligente de las variedades




La sanidad, el desafío del trigo esta campaña



SEGUINOS EN FACEBOOK

Reservas Legales



La información y los materiales contenidos en este sitio se proporcionan “tal como son”. Nidera no asegura ni garantiza que los mismos sean exactos, suficientes o completos y niega expresamente toda responsabilidad que se le pudiera imputar por los errores y/u omisiones en la información y materiales contenidos en este sitio y/o por cualquier uso o acto realizado como consecuencia o en confianza de la información y los materiales publicados en el sitio Web. Ningún tipo de garantía, ni expresa ni tácita, es otorgada por la información y los materiales publicados en este sitio Web.

Nidera y ciertos subsidiarios de Nidera Handelscompagnie B.V. compran y venden commodities por su propia cuenta, basándose en la información contenida en este sitio Web y en cualquier momento pueden poseer o tener contratos que los obliguen a entregar tales commodities o hacer pagos con respecto a la información relativa a dichos commodities, y/o dándoles derecho a recibir tales materias o a recibir pagos con respecto a la información relativa a ello. Nidera y/o sus subsidiarios y afiliados podrán tomar posiciones que sean diferentes u opuestas a las posiciones tratadas en el presente.

La información contenida en este sitio Web es proporcionada en forma gratuita solamente a fines informativos y no con la intención de ser tomada como oferta, solicitud o recomendación con respecto a cualquier transacción que involucre a cualquier commodity. Nidera no es asesor comercial de commodities ni comisionista de mercados a futuro. Nidera proporciona la información contenida en este sitio Web solamente en lo que incide a su negocio en el mercado de capitales. Cualquier información con respecto al intercambio y negocio de contratos a futuro y de opciones se proporciona solamente como una conveniencia a los usuarios de este sitio del Web y no genera ningún tipo obligación contractual ni extracontractual hacia Nidera, bajo ningún concepto.
CERRAR